fbpx

Qué es un Short Squeeze en bolsa y en qué consiste


Qué es un Short Squeeze

Muchos inversores no conocen o terminan de entender bien qué es un Short Squeeze en bolsa y cuáles son los efectos que lo provocan.

Básicamente, un Short Squeeze es un movimiento brusco del precio de una acción al alza provocado por una doble demanda. La demanda puramente natural de accionistas interesados en comprar ese valor, y la demanda procedente de inversores posicionados en corto que deben cerrar su posición para reducir sus pérdidas.

Short-Squeeze

Para entender bien este concepto, es necesario previamente conocer el significado de posicionarse en corto, cubrir la posición y otros términos relacionados. Así es que vamos a ello.

Qué es el Short Selling o posicionamiento en corto

El Short Selling o posicionarse en corto, es la venta de unas acciones que un inversor no posee.

¿Y cómo es posible que alguien pueda vender acciones sin tenerlas en su poder?

Efectivamente es algo difícil de entender cuando alguien comienza en el mundo de la bolsa y las inversiones, pero en el mercado de valores, es una práctica muy habitual y extendida que usan los inversores que creen que una acción va a bajar.

En cierta medida es una forma de apostar a la baja. Digamos que es una forma de especulación en el que un inversor gana dinero cuando baja la cotización de una acción.

Normalmente, este tipo de operaciones se desarrollan en un periodo muy breve de tiempo, que va desde unos pocos días a incluso horas o minutos. De ahí la procedencia de su nombre.

Esto es así por varias razones, pero la principal es que la expectativa del mercado de valores es a subir en el largo plazo.

Por esa razón, no es una estrategia utilizada por muchos inversores aunque los más experimentados sí que la utilizan cuando están seguros de que la probabilidad de que una acción baje es alta.

Hay que advertir también, que el riesgo de invertir con posiciones cortas es mayor que invertir en largo al tener una pérdida potencial infinita. Recuerda que un inversor posicionado en corto, gana cuando el precio de la acción baja y pierde cuando el precio sube. Como de forma teórica el precio de una acción no tiene techo, la pérdida de un inversor corto, tampoco.

Además, hay que contar con que el bróker puede exigir que la posición corta se cierre en cualquier momento, independientemente del precio de las acciones, sobre todo cuando el bróker siente que la solvencia del prestatario es demasiado arriesgada.

Hay que mencionar que la operativa en corto es muy criticada y hasta mal vista ya que se considera que los especuladores que ejercen estas prácticas están buscando destruir empresas. Imagínate la fama de los especuladores que hacen esto mismo con productos de primera necesidad o materias primas.

Sin embargo, la realidad es que las ventas en corto proporcionan liquidez al mercado, es decir, suficientes vendedores y compradores que evitan en cierta medida, que posibles acciones malas aumenten de precio debido a un exceso de optimismo.

La actividad de venta en corto es una fuente legítima de información sobre el sentimiento del mercado y la demanda de una acción.

Como se ha comentado, desafortunadamente, las ventas en corto tienen mala fama debido a las malas prácticas empleadas por especuladores poco éticos. Hay gente sin escrúpulos que utilizan estrategias de venta en corto y derivados para desinflar artificialmente los precios y realizar » incursiones bajistas » en acciones más vulnerables. Este tipo de manipulación del mercado está prohibido en EE. UU., pero no obstante se sigue produciendo.

Algo que también hay que tener en cuenta es que posicionarse en corto no sólo sirve para especular y ganar dinero apostando a la baja.

También sirve como herramienta de cobertura.

Muchos inversores avanzados que generalmente operan a largo plazo, utilizan posiciones cortas cuando intuyen que el precio de sus acciones va a bajar. De esta manera, se protegerían o mitigarían las pérdidas de sus valores.

Digamos que en cierta medida estarían neutralizando sus posiciones y mientras tengan abiertas esas operaciones cortas no ganarían ni perderían nada independientemente de lo que haga el precio, más allá de las comisiones del bróker.

De dónde proceden las acciones usadas para la venta en corto

Partiendo de la base ya comentada, ahora hay que entender de dónde proceden las acciones que se utilizan para este tipo de práctica de venta en corto.

Por un lado, hay que distinguir entre Shares Outstanding y Shares Float, o lo que es lo mismo, acciones totales existentes de una empresa y las acciones en circulación disponibles para negociar en el mercado de valores.

Pues bien, cuando algún inversor o especulador piensa que el valor de una acción determinada va a caer, se posiciona en corto vendiendo parte de esas acciones que están en circulación.

Como dicho inversor no es propietario inicialmente de nada, lo que sucede en realidad es que el bróker le presta temporalmente esas acciones al trader a cambio de una comisión para que él pueda venderlas.

Una vez el inversor vende esas acciones, está oficialmente posicionado en corto y a todas esas acciones que han sido destinadas con esta finalidad, se les denomina Short Interest.

Algo que también hay que entender es que no todos los brokers permiten posicionarse en corto y aun permitiéndolo, a veces lo restringen a ciertos valores.

También, la mayoría de las bolsas de valores registran y hacen público este dato una vez al mes, normalmente a finales, aunque el Nasdaq por ejemplo, lo hace cada 15 días.

Short-Squeeze

Qué es el Short Float

El Short Float es un término estrechamente relacionado con el Short Interest. De hecho, muchas veces se confunden o se usan indistintamente para expresar lo mismo.

Ya hemos visto que el Short Interest es el número de acciones de una compañía eventualmente utilizadas para posiciones cortas.

Ese dato por sí solo no nos dice nada en realidad. Toma más sentido cuando lo comparamos con el total de las acciones flotantes de la empresa. Precisamente esa relación es el Short Float.

En otras palabras, el Short Float es el porcentaje de las acciones en circulación posicionadas en corto.

Se calcula dividiendo el número de acciones en corto entre todas las acciones del float.

Qué es el Short Interest Ratio

El Short Interest Ratio o también conocido simplemente como Short Ratio es un dato que se saca de la fórmula de dividir el número total de acciones posicionadas en corto por el volumen de negociación medio diario.

Short Interest Ratio = Short Interest / Volumen medio diario

Dicho de otro modo, nos indica el número de días que tardaría ese valor en cubrir todas sus posiciones cortas si se mantiene, evidentemente, el volumen medio de negociación habitual durante esos días.

Tanto el Short Float como el Short Interest Ratio, son normalmente utilizados para medir la temperatura del sentimiento de un valor. Es decir, que en cierta medida nos muestra si hay muchos inversores pensando que un valor tiene muchas probabilidades de que sufra una gran corrección más pronto que tarde.

¿Y si esto no sucede?

Aumentan entonces las probabilidades de que se produzca un Short Squeeze.

Cómo funciona exactamente un Short Squeeze

Veamos ahora cómo se produce exactamente un Short Squeeze.

Imaginemos que localizamos una empresa con un alto Short Float. Como hemos comentado, de entrada, hay muchos inversores pensando que el precio de las acciones de dicha empresa va a bajar.

De repente, la empresa saca un comunicado de prensa con una noticia muy positiva, un nuevo producto o simplemente reporta unos resultados trimestrales muy favorecedores.

Short-Squeeze

¿Qué sucederá?

De entrada, la lógica nos dice que el mercado se tomará muy bien esas buenas noticias y muchos inversores querrán comprar esa empresa con la esperanza de que se revalorice mucho más con el tiempo.

Por tanto, tenemos una demanda natural de inversores que desean comprar.

Por otro lado, tenemos también a los inversores que ya eran propietarios de acciones de esta hipotética empresa, y ante la buena noticia, no querrán vender ya que saben que, en un tiempo, esas acciones valdrán mucho más.

¿Y qué pasa entonces con los especuladores que se posicionaron en corto?

Pues que al subir el precio de la acción debido a la demanda del grupo de inversores anteriormente mencionado, los especuladores bajistas estarán perdiendo mucho dinero.

¿Y cómo dejarían de perder dinero? Viéndose obligados a comprar también haciendo aumentar la demanda aún mucho más y generando un cuello de botella que hace que se dispare el precio de la acción a unos niveles increíbles.

Al final, no deja de ser el resultado de un desequilibrio desmesurado entre la poquísima oferta y la gran demanda, en cierta medida, forzada.

¿Dónde ver los datos para identificar un posible Short Squeeze?

Como se ha mencionado anteriormente, el Short Interest es un dato público que podemos consultar los inversores ya que se publica, al menos, una vez al mes.

Como también podemos conocer el Shares Float de cualquier valor, ya podríamos calcular tanto el Short Float como el Short Interest Ratio.

No obstante, hoy en día hay muchos portales que nos ofrecen directamente toda esta información.

Uno de los más habituales y gratuitos es Finviz.com. Al realizar una búsqueda de cualquier valor, en la tabla de datos resultantes, podremos identificar rápidamente tanto el Shares Outstand (Shs Outstand), el Shares Float (Shs Float), el Short Float y el Short Interest Ratio (Short Ratio).

Short-Squeeze-Finviz

Otro portal de gran relevancia donde podemos conocer de forma más fiable el Short Interest es Nasdaq.com

También mencionar a ShortSqueeze.com, que haciendo gala del nombre de su portal, es muy fácil encontrar toda la información en relación a las posiciones cortas de cualquier valor.

Ejemplo de posible Short Squeeze

Veamos con un ejemplo, un posible caso de Short Squeeze analizando todo lo que se ha ido comentando en los puntos anteriores.

Fijémonos en Stich Fix Inc que cotiza en el mercado de valores bajo el ticket SFIX.

En esta ocasión vamos a usar las herramientas de Finviz y Shortsqueeze.com para realizar nuestro análisis de posiciones cortas y e identificar un posible Short Squeeze en este valor.

Nos vamos a Finviz.com y una vez localizada la empresa en la herramienta, se puede observar que Stich Fix tiene 58,61 millones de acciones en el Float.

También podemos observar que ya Finviz nos canta el valor del Short Float y nos dice que es de un 35,85%. También, a través del Short Ratio Interest nos dice que considerando el volumen medio diario, se tardaría 8,29 días en cubrir todas las posiciones cortas. Vamos a comprobarlo contrastando los datos con Shorsqueeze.com.

Short-Squeeze-SFIX

Algo que no nos da Finviz es la cantidad exacta de acciones que están posicionadas en corto, pero que sí podemos obtener de Shortsqueeze.com.

Si nos vamos a esta última página mencionada y buscamos el por el ticket SFIX, vemos que el Short Interest es de 21,01 millones de acciones.

Si dividimos este número por el total de las acciones en el Float que sacamos de Finviz, obtendremos el Short Ratio y efectivamente cuadran las cuentas dándonos un 35,85%.

Calculemos ahora el Short Interest Ratio.

Vemos en shortsqueeze.com que el volumen medio de negociación diario es de unos 2,53 millones de acciones.

Si dividimos la totalidad de las acciones destinadas a cortos (21,01 mill) por ese volumen diario medio, obtenemos efectivamente el dato de los 8.3 días que nos dan ambas herramientas.

Gráfico de SFIX

Bien, ya sabemos que hay muchos inversores que creen que esta empresa va a caer en breve. Pero, ¿podríamos ver un Short Squeeze?

Evidentemente, nadie sabe qué va a suceder, pero hay un dato clave que suele funcionar muy bien como un catalizador tanto al alza como a la baja. Me refiero a la presentación de resultados trimestrales.

Precisamente, Stich Fix Inc presenta resultados el día 7 de diciembre al cierre de mercado y de ser buenos, podría provocar una fuerte demanda que desencadenara un Short Squeeze en toda regla.

Deja un comentario