Cómo leer GRÁFICOS de ACCIONES

En este capítulo titulado «Cómo leer gráficos de acciones como un profesional», William J. ONeil nos muestra la importancia que tienen dichos gráficos a la hora de leer lo que está sucediendo en la cotización de una empresa.

El autor compara la importancia de utilizar los gráficos con la importancia que tiene para un médico la utilización del escáner o los rayos X, o para un senderista, la utilización de un mapa. Pequeñas lecciones que incitan a aprender cómo leer los gráficos en bolsa como un profesional.

El autor se centra en buscar e interpretar los patrones de precio que en el pasado han dado origen a las mejores rentabilidades para los accionistas.  Explica como los patrones de las mejores acciones del pasado deben servir de modelo para nuestras futuras elecciones de acciones.

El precio y el volumen

En el mundo de la medicina, los rayos-X o los escáneres cerebrales, son fotografías que los doctores utilizan como ayuda para saber que es lo que está sucediendo en el cuerpo de sus pacientes.  De forma similar un mapa ayuda a la gente a entender exactamente donde están o como tienen que hacer para llegar al lugar que quieren ir.

En casi todos los campos de trabajo hay herramientas disponibles que ayudan a la gente a evaluar las condiciones correctamente y les proporciona información fiable para que puedan actuar de la mejor forma. Y del mismo modo, esto también ocurre en el campo de la inversión. Los indicadores económicos más importantes para poder evaluar el estado de una acción son su precio y volumen y estos datos han sido históricamente registrados y establecidos en gráficos. Nos dicen si una acción es fuerte, y está bajo acumulación institucional o si es débil y se está comportando de forma irregular.

Un gráfico recoge la evolución del precio de una acción. El precio varía como resultado de la evolución de la oferta y la demanda en el mercado de valores. Estos gráficos también vienen acompañados por el volumen de negociación que se ha generado cada día y que nos dará luz para interpretar correctamente el movimiento de precio.

Cómo leer GRÁFICOS de ACCIONES

En relación a lo comentado, el autor se centra en la evolución del precio y del volumen para interpretar lo que está sucediendo en la cotización de una empresa. Con lo que al precio se refiere, se centra en buscar zonas de consolidación, es decir, encontrar fases de varias semanas en la que la variación del precio es muy pequeña (entre el máximo y el mínimo de la semana), lo que significa una buena aceptación del precio, es decir, que nadie está dispuesto a vender por debajo.

Con respecto al volumen, que es la cantidad de transacciones realizadas en un periodo de tiempo determinado, busca que caiga notablemente cerca de los mínimos de esa zona, lo que significa que no hay interés de venta. Por otra parte, el volumen también debe ser elevado cuando el precio sube ya que esto da muestras de que las acciones de esta empresa están siendo compradas por los peces gordos del mercado.

En otras palabras, el volumen nos da información de como de en serio va un movimiento y nos ayudará a reconocer si un valor esta bajo acumulación (compra institucional) o bajo distribución (venta institucional).

Patrones más poderosos de análisis técnico

A pesar de que según la ciencia del análisis técnico existen numerosos patrones bien conocidos y estudiados por los inversores más avanzados, el autor William J. O`Neils explica aquellos patrones más representativos, relevantes y repetidos a lo largo del último siglo que mejor le han funcionado.

Patrón Cup with Handle

El autor determina este patrón como uno de los más potentes y recoge este nombre al asemejarse a una taza con un asa, como si la estuvieses viendo de perfil.

Este patrón puede durar desde 7 semanas hasta 65 semanas, pero por termino medio se desarrollará en un espacio temporal de 3 a 6 meses. La corrección media desde el punto absoluto (el vértice de la taza A), hasta el punto más bajo (el fondo de la taza B), varia entre un 15 y un 30%. No es recomendable que la corrección vaya más allá de un 40% o 50% ya que los patrones con caídas superiores a estas tienen más posibilidades de resultar fallidos en su intento de avanzar y recuperar los máximos históricos.

Cualquier tipo de patrón potente debería tener como comienzo una clara tendencia alcista, antes de la corrección que comienza a dar forma al patrón. Deberíamos buscar al menos un incremento de precio del 30% (fase 1), conjuntamente con un incremento de la fuerza relativa y un incremento en el volumen de negociación en determinados puntos de esta primera fase.

En la parte baja del patrón debería buscar la forma redonda de la taza como si fuera un “U”, en lugar de en forma de pico como una “V”. Esta peculiar característica, le otorga a la acción el tiempo necesario para que se caigan el resto de manos débiles que se asustan tras la corrección, así como que se mantengan alejados de esta acción los inversores especuladores que buscan ganar dinero con las variaciones bruscas en el precio. De este modo, se formará una base sólida de propietarios que no estarán dispuestos a vender durante el próximo avance del precio.

Patron Cup with Handle
Patron Cup with Handle

El punto de compra en este patrón se encuentra tras superar el precio el punto de pivote, generado al comienzo de la fase 3 en la formación del asa, y en este momento (en el punto de compra a la salida del pivote), el volumen debería incrementarse notablemente sobre el volumen de negociación medio diario. En el momento de despegue en las acciones de los líderes del mercado es habitual encontrar picos de negociación de 200% o 500% sobre el volumen medio de compra y esto da muestra que esta acción está bajo acumulación institucional ya que el 95% del publico en general no compra en máximos históricos porque consideran que están comprando demasiado caro.

O’Neil incide en la importancia de no comprar antes de este punto porque estarás comprando prematuramente, y en muchos casos, el precio nunca alcanzará este punto de compra si no que caerá. Superar este punto de compra da muestra de fuerzas al valor y en la mayoría de los casos nos situará en el lado correcto de la operación.

También destaca la importancia de no perseguir el precio y no debemos comprar un 5% o 10% por encima de este punto. En este caso ya llegamos tarde y esto nos podrá en una posición de debilidad en la próxima corrección.

Patrón Saucer with Handle

El patrón saucer with handle es un patrón variante y similar al anterior con las diferencias de que la caída del precio durante la corrección suele ser menos pronunciada, y este patrón suele desarrollarse durante un periodo de tiempo superior, tomando el patrón la forma de un plato sopero.

Patrón Saucer With Handle

Double-Bottom

Este patrón adopta la forma de “W” y, aunque no es tan común como el patrón cup with handle, también es un patrón que se repite frecuentemente.

En este patrón es importante identificar que el segundo valle de la letra W tiene lugar a un precio inferior (punto 2) que el primero (punto 1). Este hecho actúa de shakeout para eliminar del mercado a las manos más débiles.

Patrón Double Bottom

La profundidad y prolongación en el tiempo de esta formación tiene características similares a las del cup with handle y el punto de pivote (punto de compra), se coloca a la altura del pico de la letra “W”. De la misma forma que para el patrón cup with handle este punto debe situarse en la mitad superior del patrón ya que de tener lugar en la parte inferior, denota que la demanda no es lo suficientemente fuerte.

Flat Base

Una base se trata de otra estructura de consolidación del precio y que nos puede generar otro punto de a la salida de la misma por la zona superior. Esta formación suele tener lugar en una fase más avanzada del gráfico y tras un incremento del precio de al menos un 20% desde su patrón anterior (saucer with handle, saucer with handle o double bottom).

Patrón Flat Base

En una base, el precio se mueve en un rango bastante estrecho durante al menos cinco o seis semanas, y no corrige más del 10% al 15%. Si un breakout, a la salida de un patrón anterior, resulta fallido, debes mantenerlo bajo vigilancia. Con el tiempo, puede formar una base y darte una segunda oportunidad para subir a bordo.

Se muestra un ejemplo de este tipo de consolidación de precio y cabe resaltar dos cosas:

  • Se aprecia como la consolidación es caja vez más ceñida a medida que se prolonga en el tiempo.
  • Por otra parte, durante la formación del patrón, se aprecia como, en un momento que el precio se quiere escapar de la base por la zona inferior, aparece una vela acompañada por un gran volumen, que vuelve a meter al precio en la base.

Esos dos factores, son indicativo de haber encontrado un buen soporte en esa zona y son señales muy positivas para un valor.

Square Box (caja cuadrada)

Se produce tras un movimiento alcista tras la salida de un patrón cup with handle o double bottom y tiene como duración de 4 a 7 semanas. Tiene como característica que la corrección es pequeña (normalmente entre el 10% y 15%) y tiene apariencia de caja cuadrada. La psicología detrás de este patrón es que, si tras una fuerte subida el precio es rápidamente aceptado, es posible que, tras un pequeño descanso, la subida encuentre continuación y aquí lo vemos con un ejemplo.

Bull Flag

Es un patrón que no es tan común y que tiene lugar tras una revalorización de aproximadamente un 100% en un espacio muy corto de tiempo (de 4 a 8 semanas). Posteriormente corrige (entre un 10 y 25%), durante 3 o 4 semanas (con un volumen muy inferior al de las semanas de subida), para posteriormente continuar la subida a la rotura de esta nueva base.

Patrón Bull Flag

Este es uno de los patrones más potentes, pero también de los más arriesgados y difíciles de interpretar.

Base on base (Base sobre Base)

Tiene lugar cuando una acción se sale de su base y avanza, pero no puede aumentar un 20% a 30%. Por lo tanto, la acción retrocede en precio y construye una segunda fase de consolidación de precios justo encima de su base anterior.

Es habitual que este efecto se produzca durante un mercado bajista ya que el mercado general tira hacia abajo los movimientos más potentes. Cuando finaliza la fase bajista en el mercado general, esta acción puede ser una de las primeras en emerger en un nuevo máximo en el camino hacia un nuevo gran avance. El mercado estaba actuando como un peso sobre este valor y cuando se quita de encima la acción se dispara.

Ascending Base (Bases ascendentes)

Las bases ascendentes, como las bases planas, ocurren a mitad de camino a lo largo de un movimiento hacia arriba después de que una acción ha subido de una base anterior. Tienen tres pullbacks del 10% al 20% (puntos A, B y C del gráfico) y cada mínimo se produce a un precio más alto que el anterior.

Qué es el Overhead Supply

Más allá de los patrones, en este tema el autor trata de explicar otros conceptos relacionados con la lectura de los gráficos. Por ejemplo incide en el Overhead Supply, que tiene lugar cuando el precio de la acción tiene por encima muchas zonas de resistencia de precio a medida que sube, al venir precedida de una tendencia bajista.

Estas zonas representan anteriores precios de compra y son zonas en las que se genera una alta resistencia a la subida del precio ya que muchos inversores que en su día se encontraron atrapados en una acción a la baja, ven la oportunidad de vender para limitar o evitar pérdidas cuando la acción recupera su precio de compra, generando resistencia al avance del precio.

Esto tiene lugar debido a que la naturaleza humana no cambia y por eso no debemos comprar acciones que tengan muchas zonas de resistencia por encima del precio actual. Esto explica porque la compra en máximos es la mejor opción, ya que ese valor ha demostrado que ha sido capaz de tener suficiente demanda como para absorber tanta oferta y superar la resistencia.

Cómo usar la fuerza relativa correctamente

El autor remarca que para muchos analistas que sólo tienen en cuenta el valor fundamental de las empresas, el análisis técnico significa comprar acciones con la mayor fuerza relativa en cuanto a precios. Otros piensan que el estudio técnico sólo se basa en comprar aquellas empresas de “high-momentum” o de alta tendencia. Pero insiste en que ambos se equivocan.

Dice que no basta con comprar aquellas acciones que muestran la mayor fuerza relativa en cuanto a precio de un listado de las mejores empresas que dan resultados sino que deberías enfocarte en aquellas empresas que se están comportando mejor que el mercado en general justo cuando empiezan a salir de períodos de consolidación de bases sólidas. El momento de vender es cuando la acción ha avanzado rápidamente, se ha extendido materialmente desde su base y está mostrando una fuerza de precios relativa extremadamente alta.

El autor dice que para reconocer bien la diferencia, lo mejor es utilizar gráficos diarios o semanales.

Excelentes oportunidades en acciones nuevas y desconocidas

Los buenos inversores deben estar alerta y encontrar la forma de realizar un seguimiento de todas las nuevas emisiones de acciones de empresas que han surgido en los últimos 10 a 15 años porque algunas de estas empresas más jóvenes estarán entre las más destacadas de los próximos años. Además, la mayoría de estas empresas se negociarán en el Nasdaq.

Algunas de estas IPO (Initial public Offering), pueden subir ligeramente y luego retroceder a nuevos mínimos durante un mercado bajista, lo que causa una mala impresión inicial. Pero cuando comience el próximo periodo alcista, algunos de estos recién llegados y olvidados volverán a escabullirse sin ser notados, formarán patrones básicos y de repente despegarán y duplicarán o triplicarán el precio si muestran su potencial con notables incrementos en facturación y ventas.

Aunque O’Neil nos deja unas perlas magníficas sobre cómo leer gráficos de acciones, es importante familiarizarse con ellos y practicar durante semanas o meses para dominar este arte del análisis técnico. No hay mejor manera de aprender que ponerse manos a la obra, así es que… ¿te animas a identificar algún patrón de los comentados en este capítulo?

Deja un comentario